Exalumna MBA, Directora Administrativa Facultad de Ciencias Biológicas UC

Mi nombre es Claudia Ramírez y trabajo desde hace 24 años en la Universidad Católica. Durante todos estos años he podido constatar el gran orgullo que conlleva ser estudiante y profesional UC, lo mismo que ser académico o funcionario de esta gran institución, el sentimiento de pertenencia se palpa y todos pregonamos, casi como una carta de presentación, que “trabajamos o estudiamos en la UC”. Pero más allá de estos sentimientos y los públicos reconocimientos que podamos hacerle a la UC, la pregunta que debemos hacernos es qué hacemos nosotros por ella. Probablemente la mayoría piensen que la universidad, con toda su historia y tradición, con las dimensiones y el reconocimiento que ha alcanzado, no nos necesita. Que nosotros somos demasiado pequeños para ayudar a seguir engrandeciéndola. Pero es un gran error. Somos muchos los que le debemos tanto a la UC que, aunque cada uno aportara un poco, en la medida de sus posibilidades, el resultado sería considerable. Y sabemos que la Universidad tiene hoy innumerables desafíos y proyectos por emprender, más aún en el momento en que la economía política del sistema educacional se está transformando radicalmente.

Tengo una enorme gratitud por haber podido trabajar y compartir en este lugar, donde las personas, independiente del puesto o rol que ocupen, hacen su mejor esfuerzo por constituir un real aporte a nuestra sociedad. El participar en el Proyecto Endowment no sólo demuestra mi compromiso con este proyecto, sino también me proporciona la satisfacción de poder decir que estoy ayudando a que la UC siga siendo la mejor Universidad del país.